Páginas vistas en total

viernes, 24 de agosto de 2012

El Miedo: ¿Enemigo o aliado?

Lo que la verdad esconde


¿Que tal anecdotistas? Hoy toca post filosófico (sí, un coñazo lo sé, pero meditar nunca ha hecho daño a nadie).

Quería empezar mi pequeña reflexión  con una de mis frases fílmicas favoritas:

"A veces no hacemos cosas que queremos hacer para que los demás no sepan que queremos hacerlas " -El Bosque (M. Night. Shyalaman, 2004)

Como podéis deducir, en ningun momento me refiero al miedo como sinónimo de algo terrorífico o horroroso. Más bien querría hablaros sobre otro tipo de temores. Aquellos que nos frenan, que  impiden que nuestras emociones y pasiones queden al descubierto.

Pero, ¿Por qué? ¿Qué es lo que podría impedir que nos mostrasemos tal y como somos?
Creo que tengo la respuesta. El miedo al rechazo. El miedo a que la "manada" (léase como analogía de la sociedad actual) te tilde de algo diferente, de algo que no es normal. El miedo a que puedas causar una impresión equivocada por tener la osadía de ser sincero/a.

Sí, es cierto, no deja de ser una reacción cerebral que actúa como potenciador de nuestros instintos más básicos. En otras palabras, apela a la supervivencia. El miedo es, en muchísimas ocasiones, tu mayor aliado (Hasta Bruce Wayne comprendió que sin miedo no podía combatir al crimen).
Sin embargo, creo que lo que podemos llegar a perder por culpa del miedo al "qué diran" es muchísimo más grande de lo que podríamos ganar si nos arriegasemos al "qué voy a decir".

¿Miedo a que ésta "sociedad" no esté conforme contigo por tener personalidad y ser diferente?
Vamos, no jodamos.

 
 


Por eso, celebro con ilusión que aún haiga personas capaces de no dejarse llevar por las tendencias sadomasoquistas de esta sociedad, empeñada día tras día en autoproclamarse como la "verdad real", la "normalidad" que, no es por nada, pero nos está llevando a la autodestrucción. Sino, preguntad a cualquiera que viva en ese país llamado España.

Un aplauso a los que quieran vencer al miedo. Se lo merecen.


Saludos!







No hay comentarios:

Publicar un comentario